Una hora de ejercicio para contrarrestar ocho de oficina

The Lancet confirma que entre 60 y 70 minutos de ejercicio moderado al día elimina el aumento de riesgo de muerte prematura

La revista The Lancet ha publicado una revisión de estudios sobre los riesgos del sedentarismo, confirmando lo que ya se lleva estudiando desde los años 50: la falta de ejercicio aumenta el riesgo de muerte prematura. Pero esto tiene fácil solución, incluso para los que trabajan mucho o tienen poco dinero para permitirse un gimnasio. Según la revista, entre 60 y 75 minutos de ejercicio moderado al día pueden contrarrestar las 8 horas de sedentarismo en la oficina. Algo que simplemente se traduce en ir y volver del trabajo en bicicleta.

Se calcula que más de 5 millones de personas mueren cada año por no cubrir los niveles recomendados de actividad física, lo que para adultos se traduce en menos de 150 minutos a la semana. Esto se intensifica en el contexto de muchos países donde los trabajadores realizan trabajos sedentarios y acuden al trabajo en auto privado o transporte público.

El análisis de The Lancet recogió datos de 16 estudios, con muestras de más de un millón de personas, divididas según su nivel de actividad moderada y descubrieron que los que realizaban al menos 60 minutos de ejercicio moderado al día eliminaban el riesgo de muerte prematura que les correspondía por estar ocho horas sentados en la oficina.

Por contra, el mayor riesgo de muerte, fue para los que eran más sedentarios y no llegaban a esos niveles; ellos tenían entre un 28 y un 59 por ciento más de riesgo en comparación con los más activos. Los investigadores reconocen que existen ciertas limitaciones en los datos analizados, ya que se centraron en población de más de 45 años y todos procedían de Europa Occidental, Estados Unidos y Australia. No obstante, coinciden en que la muestra es tan amplia que los beneficios observados son más robustos que los observados en otros trabajos previos.